20100415

Marco Polo y el misterio de la concubina imperial (4 de 10)

l sirviente, un joven eunuco de aspecto despierto, se presentó en sus aposentos cuando los criados de Marco estaban acabando de vestirle, después del baño. Traía consigo el salvoconducto oficial, escrito en elegante caligrafía estilo li-shu. “Por el poder del Cielo”, decía, “santo es el nombre del Khan. Quien no le rinda cortesía al portador de este documento, será hombre muerto”.

—Gracias —dijo guardándolo en la manga de su túnica—, puedes retirarte.

—Mi señor el Gran Khan me ha ordenado que os acompañe y os asista en vuestra investigación, señor Po-Lo.

Marco midió al joven con la mirada.

—Está bien —dijo saliendo de sus aposentos—. ¿Cuál es tu nombre?

—Me llamo Wang-Sun, señor.

—Bien, Wang-Sun, llévame a la zona de palacio donde viven la concubinas. Deseo hablar con las doncellas y los sirvientes que servían a la dama Xiang-Hua.

—Me temo que eso no será posible, señor. Todos sus sirvientes fueron sacrificados y enterrados con ella.

Marco se detuvo en seco, incrédulo. Una concubina imperial podía llegar a tener decenas de criados.

—Es la primera vez que oigo hablar de ese tipo de sacrificio.

—Es el rito funerario del Quan Tao, el Camino Perfecto.

—Una ceremonia taoísta, entonces.

—Una corriente dentro del Taoísmo. Últimamente tienen mucho poder en palacio —explicó hablando en susurros—. Gozan del apoyo de cortesanos importantes.

Realmente muchas cosas habían cambiado en la corte durante sus cinco años de ausencia. Bien pensado, el joven eunuco le resultaría de gran ayuda. A lo lejos, el reloj de agua que regía los ritmos de Palacio marcó el octavo schi, la hora que en Europa conocían como vísperas.

—Pongámonos en marcha —dijo Marco apresurándose por el pasillo—, empieza a hacerse tarde.

—¿Adónde vamos?

—Al templo del Quan Tao. Si Xiang-Hua fue enterrada según su rito, el cadáver debió ser preparado allí. Quiero hablar con la persona que contempló ese cadáver.


2 comentarios:

  1. Hola Ricardo
    Acabo de leerme tu relato del Ovelles y debo decirte que me ha encantado. Tienes un sexto sentido para la ciencia-ficción, creas un universo propio fascinante. Creo que lo que más destaca es sin duda la ambientación. Es un estilo visual muy cinematográfico. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Nacho. Me alegro de que te gustara.
    La verdad es que la ciencia ficción es la niña de mis ojos. Me ha fascinado desde siempre. Con el tiempo me he interesado por otros géneros, pero la CF es como esa primera novia a la que nunca puedes olvidar del todo.

    ResponderEliminar