20101226

Un (rápido) repaso al 2010


Otra vez ha llegado esa época de mirar atrás, hacer balance del año y marcarse buenos propósitos para el siguiente. En esta ocasión no voy a hacer un listado de publicaciones, menciones, premios... No quiero aburriros con eso, el autobombo puede llegar a cansar mucho. En lugar de eso voy a hacer un pequeño resumen de lo mejor de este año que ya se nos escurre entre los dedos. Lo peor (que también lo ha habido) lo voy a obviar, ¿para qué regodearse en lo malo?

Un relato: Este año he podido publicar varios relatos en la revista Redes, en nanoediciones, en Prospectiva, en NGC3660... Pero para mí ha sido realmente especial la publicación de "Tom, Armand el titiritero y las tijeras de plata". Lo ha sido porque fue publicado en la revista Calabazas en el Trastero, que recientemente ganó el Premio Ignotus a la mejor revista. Y también ha sido especial porque ese relato ha recibido un montón de buenas críticas. Al parecer ha gustado mucho y eso siempre llena de alegría.

Un premio: No quiero desmerecer la mención honorífica del II Premio Ovelles Eléctriques, pero sin duda este año mi gran éxito ha sido llegar a la final del Domingo Santos 2010. Finalmente no pude ganar, pero estar entre los finalistas ya puede considerarse todo un éxito. Además este empujón llegó en el momento justo, en una época de dudas, cuando empezaba a plantearme dar un salto a intentar cosas más ambiciosas. Lo cual nos lleva a...

Un proyecto: Sí, en estos momentos estoy enfrascado en la escritura de lo que creo será una novela corta. Y digo enfrascado, pero podría decir empantanado y tampoco me equivocaría. Estoy descubriendo por las malas que escribir una narración larga no es lo mismo que un relato. No sé cómo acabará el asunto, pero pase lo que pase, habré aprendido de ello. Seguro.

Y eso es todo. O no. Quiero avisaros de algo. Es muy probable que a partir de enero este blog se quede un poco dormido. El motivo tiene que ver con la biología, la evolución y el traspaso de mi código genético a la siguiente generación, lo cual me va a tener un poco atareado en los próximos meses. Pero no me voy a olvidar de vosotros. Espero que vosotros tampoco os olvidéis de mí. Volveré.

Que paséis unas buenas fiestas y feliz 2011.


4 comentarios:

  1. Enhorabuena por esos méritos literarios y, sobre todo, por ese pequeñín que ya llega.

    ¡Feliz Navidad!

    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Felicidades Malenko!!! :D

    Espero que aunque estés más ausente de vez en cuando te dejes caer por aquí, y que salga adelante ese proyecto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, chicas :)

    Yo intentaré mantener el ritmo, pero sé por experiencia (éste ya es el segundo) que los primeros seis meses son muy absorventes. Ya veremos cómo se porta la pequeña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por el año y por el proyecto genético.
    Y suerte con el empantanado.

    ResponderEliminar