20121228

Adiós, 2012


Pues ya está. Otro año que se acaba y otra vez que me encuentro sentado frente al ordenador con la intención de hacer balance de este 2012. La verdad es que no voy a tardar mucho en repasar mis éxitos y publicaciones de este año:
  • Diagnóstico equivocado: Con este relato he ganado ex aequo el IV Premio Ovelles Eléctriques. Ganar un concurso siempre supone una inyección de moral, un empujón que te anima a seguir escribiendo en momentos en los que no le ves mucho sentido. Esa clase de impulsos, tan escasos, siempre son bienvenidos. Además, como ya comenté en la anterior entrada, es un concurso que me ha hecho mucha ilusión ganar.
  • El hombre que inventó Libertalia: Este relato vio la luz en el volumen 1 de la antología retrofuturista Planes B Steampunk. Se trata del relato más extenso que he escrito hasta ahora y del que más satisfecho estoy. Creo que este relato marca un poco el camino que voy a intentar seguir a partir de ahora.
  • La ciudad bajo las aguas: Relato aparecido en el nº 12 de la revista Calabazas en el Trastero, dedicado al Horror Cósmico. Se trata de una reedición, ya había sido publicado en la antología Visiones 2009, de la AEFCFT.
  • La marca negra: Mi aportación al III volumen de la antología (Per)Versiones, en esta ocasión dedicada a Monstruos de la Literatura.
Tengo la sensación de que este año ha sido bueno. Resulta curioso que esté bastante satisfecho con este saldo mientras que el año pasado me sintiese un poco decepcionado con uno similar. Supongo que se debe a la falta de expectativas, o a que ya no siento esa urgencia por publicar, por aparecer en cuantas publicaciones me fuese posible. Ahora prefiero escribir más poco a poco, cuidando más lo que hago, aunque eso suponga publicar solo uno o dos relatos al año.

Y en cuanto al obligatorio capítulo de "Propósitos para 2013", pues los de siempre, los que nunca cumplo: escribir más, acabar la novela corta que parece que nunca acabaré y actualizar más a menudo este blog. También me gustaría que El Cielo sobre el Puerto no fuese tanto un blog de autobombo y verter en él más reflexiones sobre mi visión acerca de la Literatura, el proceso de escritura, los géneros... No sé, es un propósito de Año Nuevo, quizá lo cumpla o quizá no.

Mientras tanto, feliz 2013 a todos.



20121219

¡Triple Combo de buenas noticias!

A veces los meses se arrastran uno tras otro sin que pase nada digno de explicar y en otras ocasiones las novedades se amontonan, se atropellan. Tal es el caso de hoy, en el que debo daros tres buenas noticias.

Empezaré por la que más me emociona. Se trata de que he resultado ser el ganador ex aequo del IV Premio Ovelles Eléctriques, en la categoría de relato escrito en castellano. En varias ocasiones he mencionado en este blog que le tengo un cariño especial a este concurso. Esta querencia se debe a que en la antología de la primera edición del premio vio la luz por primera vez uno de mis relatos. Desde entonces he participado siempre, con desigual suerte (finalista y mención honorífica en la II edición, fracaso total en la III y ganador en esta última). Quiero dar la enhorabuena a los demás ganadores y finalistas y agradecer a los jurados los buenos ojos con los que juzgaron mi relato. También hay que mencionar a Eugeni Guillem, el abnegado organizador que lo hace todo posible. Gracias por todo, noi. El relato premiado se titula "Diagnóstico equivocado" y se trata de un relato de humor, un poco negro quizá, acerca de zombis, errores médicos y mucha mala suerte. Pinchando sobre el título podréis leerlo. Espero que sea de vuestro agrado.

La otra noticia es que ya está a la venta el número 12 de la revista Calabazas en el Trastero. Este número está dedicado al Horror Cósmico e incluye mi relato "La ciudad bajo las aguas", un personal ajuste de cuentas entre Venecia, H.P. Lovecraft y yo. Este relato ya apareció en la antología Visiones 2009, por lo que se trata en realidad de una reedición. Mi primera reedición, de hecho, lo cual no deja de ser ilusionante.

Y para acabar, una noticia que no es del todo fresca, pero que tampoco quiero dejar de mencionar. Se trata de la aparición del tercer volumen de la antología (Per)Versiones. Esta tercera entrega está dedicada a los "Monstruos de la Literatura" y en ella los autores nos dedicamos a (per)vertir grandes obras de la literatura universal, haciendo aparecer una extensa variedad de monstruos. Mi pequeña aportación se llama "La Marca Negra" y en ella le rindo homenaje a mi querida "Isla del Tesoro" de Robert Louis Stevenson a ritmo de steampunk. También querría destacar de este tercer volumen la introducción de Santiago Eximeno, que expresa mejor que yo mismo mi visión del proyecto (Per)Versiones en particular y de la literatura en general.

Y eso es todo por hoy. Volveré antes de que acabe 2012 para hacer mi tradicional balance de cómo me ha ido el año y para plantearme una serie de metas que no cumpliré para el año que viene. Os dejo con las magníficas portadas de los recién nacidos. Hasta pronto.